Los comprimidos son de formas sólidas, generalmente de forma redonda con una dosificación exacta del medicamento en su interior, que en términos médicos se le denomina “principio activo”. Además de esto, los comprimidos contienen una serie de sustancias que ayudan a la​ formación de su estructura, necesarios para que puedan preservar su forma y características inalteradas durante el tiempo.

Al momento de su elaboración, regularmente se les añade sustancias lubricantes, deslizantes, antiadherentes que ayudan a que el polvo del medicamento fluya de forma correcta, y ayuda a evitar fricciones y adherencias en su recorrido y que no se apelmace durante su recorrido.

Otras sustancias importantes que contienen los comprimidos son absorbentes, encargadas de controlar la humedad y estabilizar el medicamento, evitando los grumos en el mismo. Otras sustancias que se le agregan son aglutinadoras, que ayudan a mantener la forma del comprimido y su textura con el tiempo para que no se fracture con el movimiento ni las vibraciones.

Al momento de tomar un comprimido, es cuando se pueden apreciar las sustancias aromatizantes, saborizantes y edulcorantes, en caso de que lo mastiques o lo disuelvas en la boca. Después, al tragarlo, el proceso de fabricación de los comprimidos se invierte y entran en acción las sustancias diluyentes, que son encargadas de la disgregación y disolución de los medicamentos al contacto con los fluidos del tracto gastrointestinal.

 

Tabletas y grageas

Este tipo de presentación es usado cuando es necesario enmascarar el sabor, el olor o color de ciertas formulas de comprimidos, también cuando se necesita tener una forma de liberación controlada para que haga un efecto prolongado en el organismo.

En este caso, los comprimidos son recubiertos con capas de laca o film, lo que da lugar a lo que se conoce como tabletas o ​capletas. Entre las virtudes de las grageas están:

  • Hacer más fácil la administración del medicamento, ya que su superficie es más suave y deslizante.
  • Evitar incompatibilidades entre sus componentes al separarlos en multicapas.
  • Proporcionar protección física y química de los agentes externos atmosféricos.
  • Permitir una liberación controlada del fármaco al tener diferentes cubiertas gastrointestinales.
Solicitar una cotización

Escribe nuevamente tu email:
[checkmail checkmail-517 id:f-email "E-mail"]